Cómo aplicar la base de pintura en un auto (Parte 1)

Si quieres pintar tu coche, tendrás que empezar con una imprimación. A continuación, aplicarás una capa base color automotriz y una capa transparente, pero como la pintura tiende a correrse, puede ser difícil conseguir que tengan un aspecto uniforme. Afortunadamente, con un poco de paciencia y las herramientas adecuadas, puedes obtener un acabado brillante e impecable por una fracción del coste de un trabajo de pintura profesional. Este proceso debe durar varios días, y debes seguir todas las precauciones de seguridad.

  • Debes comprar suficiente imprimación, base y barniz para cubrir todo el vehículo. 

Tienes que  trabajar en un coche de tamaño mediano o pequeño, necesitarás 4 litros de imprimación, 12 litros de base y de 8 a 12 litros de barniz. Si vas a trabajar en vehículos más grandes, deberás duplicar estas cantidades.

  • Lleva un equipo de protección antes de empezar a trabajar. 

Es necesario un respirador, gafas de seguridad, guantes desechables y ropa que no te importe ensuciar. La guía del fabricante de la imprimación, la base y el barniz  se deben incluir otras consideraciones de seguridad.

  • Para obtener los mejores resultados, trabaja a una temperatura de entre 70 y 80 grados Fahrenheit (21 a 27 grados Celsius). 

Probablemente, puedas trabajar en el exterior dependiendo del tiempo; solo asegúrate de que la predicción meteorológica sea clara durante unos días. Cada capa de pintura tardará más en curarte si vives en un entorno húmedo, así que debe considera la posibilidad de trabajar en un espacio con aire acondicionado. Asegúrate también de que el entorno está suficientemente ventilado.

  • Utiliza una toalla sin pelusas para secar el coche después de lavarlo con una mezcla de agua y detergente lavavajillas. 

Tienes que llenar un cubo grande hasta la mitad con agua tibia y una o dos rociadas de jabón lavavajillas. Luego, de arriba a abajo, lavas el coche con una esponja enorme. Cuando hayas lavado todo el coche, sécalo bien con una toalla que no suelte pelusa.

  • Utiliza el papel de lija de grano 180 a 320, lija las manchas de óxido o los arañazos. 

Si tienes una lijadora úsala para alisar el óxido o los arañazos. Puedes lijar toda la carrocería después, pero este primer paso te ayudará a que las capas de imprimación, base y transparente se adhieran mejor a todos los lugares.

  • Después de aclarar el automóvil, sécalo con un paño sin pelusas. 

Mientras lo aclaras por segunda vez, vigile la carrocería. Ahora puedes lijar los puntos que lo necesiten. Cuando hayas terminado de aclarar el automóvil, emplea la toalla para secarlo completamente.

  • Usa cinta adhesiva y plástico para cubrir las ventanas, las luces y las llantas. 

Debes aplicar cinta adhesiva en las costuras de cualquier sitio que no quieras pintar. A continuación, tienes que cubrir esas secciones con láminas de plástico y añade una segunda capa de cinta adhesiva para fijar la cubierta en su sitio. Presiona la cinta sobre las grietas y huecos con una espátula.